Rejuvenecimiento de manos

Al rostro es posible maquillarlo; el cabello, puede estilizarse con nuevos cortes y colores, pero las manos, requieren un cuidado especial para evitar que sean un testigo directo del paso de los años. Ahora, gracias a los avances de la medicina estética es posible devolver un apreciable rejuvenecimiento a sus manos para que puedan lucir, una vez más, naturales y hermosas.

HIDRATACIÓN con ÁCIDO HIALURÓNICO

Consiste en la infiltración con microinyecciones de ÁCIDO HIALURÓNICO en el dorso de las manos para producir un efecto hidratante y un aumento del grosor del tejido subdérmico gracias a la capacidad de retener agua del ácido hialurónico.

El resultado se aprecia gradualmente tras 3 sesiones mensuales y se aconseja un tratamiento de mantenimiento cada 6 meses.

REJUVENECIMIENTO con rellenos: RADIESSE o MACROLANE

Consiste en la infiltración sencilla y rápida de un vial de Radiesse (Hidroxiapatita cálcica) o Macrolane (ácido hialurónico de alta densidad para uso corporal) en el dorso de cada una de las manos y el masaje posterior para repartir homogeneamente el producto en todo el dorso. Se realiza bajo anestesia local y los resultados son inmediatos, si bien es al cabo de unas semanas cuando más evidente es la mejoría de las manos.

Con este tratamiento se consigue un aspecto más joven, una mayor hidratación de las manos y una disminución de la visión de las venas que aportan una sensación más natural y juvenil del dorso de las manos.

PEELINGS para ELIMINACIÓN DE MANCHAS

Debido especialmente a la exposición solar y al envejecimiento de la piel, van apareciendo unas manchas marrones en el dorso de las manos que demuestran sensiblemente el paso de los años.

Para mejorar e intentar eliminar estas manchas tenemos la posibilidad de realizar diferentes tratamientos de peelings químicos y peelings físicos.

De los PEELINGS QUÍMICOS quiero destacar los realizados con peelings suaves (con ácido salicílico o con ácido glicólico) que a base de varias repeticiones del tratamiento se consigue mejorar el aspecto manchado de la piel. El tratamiento se va realizando en diferentes sesiones separadas 3-4 semanas. Lo habitual es realizar unas 4 sesiones de peelings suaves. La ventaja es que no se incapacita al paciente y la profundidad de la “quemadura” es muy superficial.

En cuanto a los peelings fuertes es destacable la efectividad del ácido tricloroácetico para eliminar las manchas a expensas de realizar una “quemadura” superficial más profunda. El tratamiento es un poco más efectivo y con menor número de sesiones que los peelings suaves, si bien hay que hacer una preparación de la piel y el postratamiento es un poco más complejo y largo.